Juego Limpio


1. El juego limpio en España: Orígenes

Los premios ‘Juego Limpio’, tal y como actualmente se vienen llevando a cabo cada temporada, tienen su punto de origen a partir de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol de fecha 30 de octubre de 1998, en la que se dio cuenta de los mismos:

“La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en colaboración con el Consejo Superior de Deportes, tiene la intención de premiar al término de la presente temporada a aquellos clubes que se distingan por su Juego Limpio y su espíritu deportivo. Para ello, la RFEF establecerá y difundirá una clasificación de Juego Limpio, en la que se tendrán en cuenta todos los partidos del Campeonato Nacional de Liga, en cada una de las categorías de Primera, Segunda y Segunda B”.

Tras un apartado en el que se recogían los criterios de puntuación, se establecía la concesión del premio ‘Juego Limpio’ para cada una de las categorías mencionadas en los siguientes términos:

“Serán ganadores del premio Juego Limpio de la temporada 98-99 los clubes que al finalizar la competición de Liga tengan menos puntos en la clasificación, contabilizándose estos a partir de la primera jornada de la segunda vuelta (se está haciendo el cómputo desde el comienzo de la temporada, pero a título experimental y de perfeccionamiento del sistema)”.

A partir de la temporada siguiente, la puntuación para la concesión de los premios ‘Juego Limpio’ se contabilizó desde la primera jornada del Campeonato Nacional de Liga.


2. El juego limpio en España: Criterios de puntuación

El sistema de puntuación para otorgar los premios ‘Juego Limpio’ fue fijado en el texto entregado en la mencionada Junta Directiva de 30-10-1998, y posteriormente ampliado mediante la Circular número 2 de la temporada 2000-2001:

“El método de evaluación para establecer la clasificación del Juego Limpio se llevará a cabo una vez contabilizadas las amonestaciones decretadas por el árbitro en cada uno de los partidos. Esta puntuación se efectuará de la siguiente manera:

- tarjeta amarilla: 1 punto.
- doble amarilla/expulsión: 2 puntos.
- tarjeta roja directa: 3 puntos (si el Comité de Competición dictamina una sanción mayor de tres partidos, se aplicará una puntuación igual a la sanción).

Además, también se contabilizarán las sanciones del Comité de Competición -el Juez Único en el caso de la Segunda B-, a entrenadores, directivos o cualquier persona relacionada con el club, al margen de las propiamente derivadas de las decisiones arbitrales. Cada partido de suspensión-inhabilitación impuesto a estos será penalizado con 5 puntos.

También serán tenidos en consideración el comportamiento de las aficiones y los incidentes de público, que puedan derivar en multas a los clubes o en cualquier otro tipo de sanciones. Tales hechos tendrán una calificación de cinco, seis y siete puntos, en función de la gravedad de los mismos (leves, graves y muy graves). La clausura de una instalación llevará aparejada una penalización de diez puntos por encuentro.

A efectos de puntuación, serán tomadas en cuenta todas las actuaciones y resoluciones de los distintos órganos de Justicia Deportiva; es decir, si el Comité de Apelación o el Comité Español de Disciplina Deportiva dictaminan la supresión de alguna tarjeta o de alguna sanción, así será también contemplado en la puntuación de la clasificación del Juego Limpio.

La RFEF dispondrá y difundirá la clasificación del Juego Limpio en cada una de las categorías de Primera, Segunda y Segunda B. Junto a esta clasificación, la RFEF destacará gestos positivos o negativos, sin que esto tenga incidencia alguna en la puntuación para establecer las clasificaciones”.

3. El juego limpio en España: El juego limpio, presente en el reglamento general

También en el texto facilitado en la Junta Directiva del 30-10-1998 se contemplaba que la clasificación de ‘Juego Limpio’ fuera “sometida a la Comisión Delegada de la RFEF, al objeto de que estudie una modificación reglamentaria en el sentido de que aquélla pueda servir para deshacer empates en la clasificación final del Campeonato de Liga”.

Dicha modificación fue aprobada y llevada a cabo, quedando recogida con la inclusión de un apartado ‘d’ en el punto 3 del artículo 296 del Capítulo IV (“De la determinación de los clubes vencedores y de la clasificación final”) del Reglamento. Este apartado ‘d’, en relación a que se produjera un empate en la clasificación entre más de dos clubes, dice:

“En última instancia -y ello referido a los Campeonatos de Liga de las Divisiones Primera, Segunda y Segunda B y, en su caso, a cualesquiera otros supuestos que la RFEF determine-, si el eventual empate no se resolviese por las reglas que anteceden, se decidirá a favor del club mejor clasificado con arreglo a los baremos del ‘Juego Limpio’, que se especifiquen por la Junta Directiva RFEF al inicio de cada temporada, publicándolos mediante Circular”.

4. El juego limpio en España: El juego limpio como camino hacia la UEFA.

De acuerdo con la circular número 81 de 17 de diciembre de 1997 de UEFA, tres asociaciones son premiadas con una plaza adicional en la Copa de la UEFA según la clasificación de ‘Fair-Play’ que realiza el organismo europeo del fútbol. Esas tres plazas son adjudicadas de la siguiente manera: una a la asociación que finaliza en el primer lugar de la clasificación de ‘Fair-Play’ de UEFA, y dos plazas son sorteadas entre aquellas asociaciones cuyo coeficiente es como mínimo de 8.00 puntos en el baremo de UEFA.

Estas plazas adicionales para jugar la Copa de la UEFA son otorgadas a los ganadores de las competiciones de ‘Juego Limpio’ de cada asociación. En el caso de que el primer clasificado en la competición nacional de ‘Juego Limpio’ ya hubiera conseguido un puesto para disputar una competición europea, el derecho a la posibilidad de obtener la participación en la Copa de la UEFA recae en el segundo clasificado del ‘Juego Limpio’, y así sucesivamente por orden de clasificación.

Al término de la temporada 1999-2000, España entró en el sorteo de las dos plazas para la Copa de la UEFA al tener una puntuación de 8.089 en el baremo de UEFA. El Rayo Vallecano de Madrid SAD fue inscrito como el representante español en dicho sorteo, en calidad de ganador del premio ‘Juego Limpio’ de nuestro Campeonato Nacional de Liga. El sorteo se llevó a cabo el 8 de junio de 2000 en Bruselas y, junto al Rayo Vallecano, entraron en liza los equipos representantes de las asociaciones de la República de Irlanda, Finlandia, Ucrania, Dinamarca, Escocia, Inglaterra, Rusia, Bélgica, Islandia, Gales, Noruega, Suiza y Alemania. En total, 14 clubes. El Rayo Vallecano resultó agraciado con una de las dos plazas sorteadas y el equipo madrileño, por primera vez en su historia, participó en la temporada siguiente en la Copa de la UEFA.

En la temporada 2001-2002 España, con una puntuación de 8.000 en el baremo de UEFA, también optó a una de las dos plazas sorteadas gracias a la clasificación del ‘Fair-Play’. En esta ocasión el club inscrito fue la Real Sociedad de Fútbol SAD, como segundo clasificado en nuestro ranking del ‘Juego Limpio’ tras el R.C. Deportivo de La Coruña SAD, equipo ya clasificado para participar en la Liga de Campeones. Los representantes de 17 asociaciones tomaron parte del sorteo efectuado en Basilea el 28 de Mayo de 2002. Además de la Real Sociedad, que no resultó premiada, entraron en suerte los equipos de Suecia, Finlandia, Islandia, Inglaterra, Dinamarca, Alemania, Estonia, Rusia, Bélgica, Francia, Israel, Gales, Hungría, República Checa, Suiza y Yugoslavia. 

5. El juego limpio en España: Difusión del juego limpio.

La clasificación del ‘Juego Limpio’ se difunde semanalmente a través del Boletín de Actividades de la Real Federación Española de Fútbol, también en la revista ‘Fútbol’ que edita la RFEF, y se incluye en las reuniones de Junta Directiva que celebra la Federación mensualmente. Las clasificaciones definitivas del ‘Juego Limpio’ también quedan recogidas en la Memoria anual que se elabora cada temporada.

La entrega de los trofeos acreditativos a los ganadores de los premios ‘Juego Limpio’, así como el Trofeo Zaballa, tiene lugar en el marco de la Asamblea General de la Real Federación Española de Fútbol, que se celebra al término de cada temporada.

Como acciones específicas encaminadas a la promoción del ‘Juego Limpio’, es norma que en cada partido que las selecciones españolas celebran en nuestro país, así como en la final de Copa, un grupo de niños salgan al terreno de juego en los prolegómenos del encuentro portando una enseña con el emblema del ‘Juego Limpio’. Asimismo, también es norma que la bandera del ‘Juego Limpio’ ondee en el estadio donde tienen lugar dichos partidos.

6. Premios Fair Play en España: El trofeo Zaballa

Asimismo, también desde la temporada 1998-1999 en la que fue sometido a la aprobación de la Junta Directiva, se instauró la concesión de otro galardón relacionado con el ‘Juego Limpio’ y que recibió la denominación de ‘Trofeo Zaballa’.

“Además de los premios citados, la RFEF concederá un trofeo al más bello gesto de la temporada, pudiendo optar al mismo cualquier persona o institución que contribuya al Juego Limpio, independientemente de que sea o no aforada a la RFEF.

Este premio recibe la denominación de ‘Trofeo Zaballa’, en recuerdo al jugador Pedro Zaballa y al gesto que tuvo en un partido de Liga jugado en el estadio Santiago Bernabéu. Zaballa, en aquel encuentro defendiendo los colores del Sabadell, lanzó el balón fuera cuando tenía la posibilidad de marcar gol a puerta vacía, debido a que Junquera, guardameta del Real Madrid, se encontraba lesionado fuera del área".

7. Historial de premios: Ganadores de los premios Juego Limpio

TEMPORADA 1998-1999
- Primera División: C.F. EXTREMADURA SAD (38 puntos)
- Segunda División: F.C. BARCELONA B (59 puntos)
- Segunda División B: C.E. HOSPITALET (34 puntos)

TEMPORADA 1999-2000
- Primera División: RAYO VALLECANO DE MADRID SAD (102 puntos)
- Segunda División: C. AT. OSASUNA (99 puntos)
- Segunda División B: R.C. FERROL (103 puntos)

TEMPORADA 2000-2001
- Primera División: REAL MADRID C.F. (86 puntos)
- Segunda División: S.D. EIBAR SAD (122 puntos)
- Segunda División B: AMURRIO C.F. (100 puntos)

TEMPORADA 2001-2002
- Primera División: R.C. DEPORTIVO DE LA CORUÑA SAD (88 puntos)
- Segunda División: CÓRDOBA C.F. SAD (118 puntos)
- Segunda División B: C.D. LUGO (92 puntos)

TEMPORADA 2002-2003
- Primera División: REAL MADRID C.F. (76 puntos)
- Segunda División: C.D. TENERIFE SAD (127 puntos)
- Segunda División B: C.D. LEONESA y C. GIMNASTIC DE TARRAGONA SAD (116 puntos)

TEMPORADA 2003-2004
- Primera División: VALENCIA C.F. SAD (99 puntos)
- Segunda División: MÁLAGA C.F. SAD B (119 puntos)
- Segunda División B: REAL SOCIEDAD DE FÚTBOL SAD B (90 puntos)

TEMPORADA 2004-2005
- Primera División: -
- Segunda División: MÁLAGA C.F. SAD B (132 puntos)
- Segunda División B: REAL UNIÓN CLUB (92 puntos)

TEMPORADA 2005-2006
- Primera División: F.C. BARCELONA (86 puntos)
- Segunda División: C. GIMNASTIC DE TARRAGONA SAD (114 puntos)
- Segunda División B: REAL SOCIEDAD DE FÚTBOL SAD B (82 puntos)

TEMPORADA 2006-2007
- Primera División: R.C. RECREATIVO DE HUELVA SAD (84 puntos)
- Segunda División: C.D. NUMANCIA DE SORIA SAD (122 puntos)
- Segunda División B: REAL UNIÓN CLUB (111 puntos)

8. Historial de premios: Ganadores del Trofeo Pedro Zaballa

TEMPORADA 1998-1999
Las aficiones del Club Atlético de Madrid SAD y del Valencia C.F. SAD, por su comportamiento ejemplar durante la final de la Copa del Rey, disputada en el Estadio Olímpico de Sevilla.

TEMPORADA 1999-2000
Alfonso Pérez Muñoz, jugador del Real Betis Balompié SAD y de la Selección Española, por su valiente actitud en defensa del árbitro francés Gilles Veissiéres cuando, al término del partido de la Eurocopa entre las selecciones de España y Yugoslavia, impidió que un aficionado yugoslavo llegara hasta el árbitro con la intención de agredirle.

TEMPORADA 2000-2001
Manolo Hidalgo, jugador del C. Atlético de Madrid SAD, por su honrosa conducta en el minuto 90 del partido entre el Atlético de Madrid B y el Mensajero, en el que prácticamente repitió la acción que protagonizó Zaballa. Con el resultado de empate a cero, y cuando tenía la ocasión de encarar al portero contrario y marcar gol, envió la pelota fuera del terreno de juego al darse cuenta de que un rival se encontraba tendido en el suelo.

TEMPORADA 2001-2002
Manuel Pablo García, jugador del R.C. Deportivo de La Coruña SAD, y Everton Giovanella, jugador del R.C. Celta de Vigo SAD; por la ejemplar actitud que ambos mantuvieron a raíz de la lesión que sufrió el primero de ellos. Durante un partido de Liga disputado entre sus respectivos equipos, Giovanella causó de modo absolutamente fortuito una grave lesión a Manuel Pablo, cuyo largo período de recuperación le privó de la posibilidad de participar en el Mundial de Corea-Japón. Giovanella mostró su preocupación por Manuel Pablo desde el primer momento, -le telefoneó en numerosas ocasiones tras su operación quirúrgica y le visitó en La Coruña-, lo cual el jugador del Deportivo supo aceptar y entender, hasta el punto de entablar una relación de amistad entre ambos.

TEMPORADA 2002-2003
La afición de la Real Sociedad de Fútbol SAD, por su comportamiento ejemplar con motivo del partido de la penúltima jornada de Liga Celta-Real Sociedad, en el que el equipo donostiarra se jugaba buena parte de las posibilidades de ganar la Liga. Se desplazaron a Vigo 8.000 aficionados y no hubo ni un solo incidente en ningún momento, ni antes ni después del partido que la Real Sociedad perdió por 3-2. La prensa también destacó que los aficionados realistas corearon canciones a dúo con los celtiñas y se intercambiaron bufandas durante el partido.

TEMPORADA 2003-2004
Joan Laporta, presidente del F.C. Barcelona, por llevar a cabo una campaña para erradicar los comportamientos violentos en el fútbol, lo que incluso le costó amenazas. Su lema: “con los violentos, tolerancia cero”. Y José María Alanís, jugador del C.D. Siempre Alegres, de Huelva, que cometió un penalti en un partido del Campeonato Alevín de Andalucía y, ante las protestas de los aficionados, se acercó al árbitro y le extendió la mano reconociendo que había acertado.

TEMPORADA 2004-2005
David Jiménez Silva, jugador de la S.D. Eibar SAD, por su acción de echar el balón fuera de banda cuando tenía una clara ocasión de gol, al haber quedado un defensa tendido en el suelo, lesionado tras un choque. El gesto de Silva tuvo lugar en el minuto 92, con el resultado de 1-1, en el partido Lleida-Eibar correspondiente a la jornada 35 de Liga de Segunda División. El Eibar entonces estaba clasificado en los primeros puestos del campeonato.

TEMPORADA 2005-2006
La afición del Cádiz C.F. SAD, por su comportamiento ejemplar a lo largo de toda la temporada, en especial durante las últimas jornadas del campeonato, en las que el equipo no pudo eludir el descenso a Segunda División.

TEMPORADA 2006-2007
José Ángel Ziganda, entrenador del C. At. Osasuna, por sus deportivas y ejemplares declaraciones tras el partido de la jornada 19 de Liga, que su equipo perdió por 1-0 contra el Atlético de Madrid, en el Vicente Calderón, encuentro que el club navarro terminó con siete jugadores, después de que el árbitro Lizondo Cortés decretara cuatro expulsiones. Ziganda declaró tras el encuentro que “el árbitro ha estado fenomenal y lo estoy diciendo en serio. Después del gol, cuando quedaban seis o siete minutos, hemos perdido los nervios y hemos enfocado mal la rabia”.

También a David Belenguer, jugador y capitán del Getafe C.F., quien durante el partido de la jornada 32 de Liga, entre el Getafe y la Real Sociedad, se dirigió a una parte de los seguidores de su equipo para que cesaran los cánticos “a Segunda” dirigidos a la afición donostiarra. Belenguer manifestó al término del encuentro, que el Getafe ganó por 1-0, que “eso el algo que nos molesta a todos. No es una cosa que llame la atención en los medios, pero me parece muy feo. Hay que pensar que hay una afición enfrente y unos profesionales, en algunos casos amigos, que lo están pasando muy mal. Otro año podemos ser nosotros los que estemos ahí y no nos gustaría recibir esos gritos”.


El código del Juego Limpio: Las 10 reglas de oro

El Código fair play de la FIFA abraza todos los principios deportivos, morales y éticos que defiende la FIFA, y por los cuales continuará luchando en el futuro, independientemente de las influencias y presiones que pueda afrontar.

Las diez reglas de oro no sólo sirven de credo a la FIFA como órgano rector del fútbol mundial, sino que también refuerzan el sentido de fraternidad y cooperación entre los miembros de la familia universal del fútbol.

1. Juega limpio

La victoria pierde su valor si no se conquista de forma honesta y justa. Engañar es fácil, pero no aporta nada. Para jugar limpio se necesita coraje y carácter. Esto brinda una mayor satisfacción. El juego limpio tiene su recompensa, incluso si se pierde el partido. Quien juega lealmente gana el respeto de los demás, quien engaña, sólo el desprecio. Recuerda: es sólo un juego. Y los juegos no tienen sentido si no se juega limpio.


2. Juega a ganar, pero acepta la derrota con dignidad

Cualquier partido tiene por finalidad la victoria. Nunca comiences a jugar con la intención de perder. Quien no juega a ganar embauca al adversario, defrauda al espectador y se engaña a sí mismo. Nunca te rindas ante adversarios fuertes, pero tampoco cedas ante los débiles. Es un insulto para cualquier adversario jugar sin poner todo el empeño en el partido. Juega a ganar hasta que suene el pitido final. Nadie es invencible. A veces se gana, a veces se pierde. Aprende a perder con una sonrisa. No busques excusas. Las razones genuinas hablan por sí mismas. Felicita de buena fe a los ganadores. No culpes al árbitro o a cualquier otra persona. Proponte hacerlo mejor la próxima vez. La afición respeta más a los buenos perdedores que a los malos ganadores.


3. Acata las Reglas de Juego

Todos los juegos necesitan reglas que los guíen. Sin reglas, reinaría el caos. Las reglas del fútbol son sencillas y fáciles de aprender. Esfuérzate por entenderlas para que comprendas mejor el juego. Así serás un mejor jugador. También es importante entender el espíritu de las reglas. Las reglas fueron concebidas para que el juego sea divertido cuando se juega y cuando se disfruta. Si acatas las reglas, disfrutarás más del juego.


4. Respeta a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los espectadores

Fair play significa respeto. El respeto forma parte del juego. Sin adversarios no hay partido. Los rivales tienen los mismos derechos que tú tienes, incluido el derecho a ser respetados Tus compañeros son tus colegas. Tú formas parte de un equipo en el que todos los miembros son iguales. Los árbitros están en el campo para mantener el orden y el juego limpio. Acepta siempre sus decisiones sin alegar y ayúdalos a que el partido pueda disfrutarse aún más. Los oficiales de ambos equipos también forman parte del juego y por tanto hay que respetarlos. Los espectadores crean el ambiente. Ellos desean ver un partido en el que se juegue limpio, pero también deben comportarse deportivamente.


5. Promueve los intereses del fútbol

El fútbol es el deporte universal por excelencia. No obstante, necesita de tu ayuda para seguir siendo el número uno. Pon en primer plano los intereses futbolísticos. Reflexiona si tus acciones pueden afectar la imagen de nuestro deporte. Difunde los aspectos positivos del fútbol, anima a los demás a participar limpiamente en todos los aspectos del juego, ayúdales a disfrutar tanto como tú lo haces. Conviértete en un embajador del juego.


6. Honra a quienes defienden la buena reputación del fútbol

La buena reputación del fútbol ha sobrevivido porque la mayoría de las personas que lo quieren es honesta y justa. A veces alguien hace algo excepcional digno de nuestro reconocimiento, a esta persona deberá honrársele y hacer público su buen ejemplo para alentar a otros a actuar de igual manera. Promueve la buena imagen del fútbol dando a conocer sus mejores acciones.


7. Rechaza la corrupción, las drogas, el racismo, la violencia, las apuestas y otros males que representan una amenaza para nuestro deporte

La enorme popularidad del fútbol lo convierte en presa fácil de los intereses ajenos al juego. Mantente alerta y rechaza las tentaciones de utilizar drogas o engañar a los demás. Las drogas no tienen cabida en el fútbol, ni en ningún otro deporte, ni en nuestra sociedad. Rechaza las drogas. Ayuda a eliminar el racismo y la intolerancia en el fútbol. Trata a todos los jugadores y a toda persona con equidad, sin hacer distinciones de color, raza u origen. No toleres de ninguna manera las apuestas en los partidos en que tú participes. Esto afecta negativamente tu habilidad y crea un conflicto de intereses. Demuestra que el fútbol y su afición no desean ser víctimas de la violencia. El fútbol es un deporte y el deporte es símbolo de la paz.


8. Ayuda a otros a no ceder ante instigaciones de corrupción

Si ves que se insta a compañeros o a otras personas a engañar de alguna manera, ofrece tu ayuda. No dudes en ningún momento en brindar apoyo y fuerza para resistir. Recuérdales el compromiso con sus compañeros y con la buena imagen del fútbol. Forma un bloque solidario, como una buena defensa sobre el terreno de juego.


9. Denuncia a quienes intentan desacreditar nuestro deporte

Si estás seguro de que alguien fomenta el engaño, no dudes en denunciarlo. Es preferible mostrar al mundo su verdadera cara y expulsarlo del juego antes de que haga más daño. A menudo es necesario más valor para denunciar lo erróneo que continuar con un plan deshonesto. Se admirará tu honestidad, pero no tu complicidad. No basta con negarse. Denuncia a los culpables antes de que logren convencer a alguien.


10. Utiliza el fútbol para mejorar el mundo

La fuerza del fútbol es grandiosa y puede utilizarse para mejorar el mundo y convertirlo en un lugar donde todos puedan vivir dignamente. Usa esta poderosa plataforma para promover la paz, la igualdad, la salud y la educación para todos. Mejora el juego y entrégalo al mundo. Así crearás un mundo mejor.


2. Premios Fair Play: En el resto del mundo

El Premio Fair Play de la FIFA se otorga al equipo con el mejor juego limpio, de acuerdo con un sistema de puntuación y diversos criterios establecidos por la Comisión de Deportividad y Responsabilidad Social de la FIFA en cada una de sus competiciones.

La FIFA otorga al equipo ganador de la competición fair-play un trofeo, medallas y un diploma que pasan a ser de su propiedad. Además, el equipo ganador recibe un vale por la suma de USD 10,000, canjeable por equipamiento deportivo de la empresa adidas y que deberá utilizar exclusivamente para el desarrollo de los equipos juveniles de su país.


Distinción anual Fair Play de la FIFA

La FIFA otorga tradicionalmente una Distinción anual de Fair Play a un individuo o a un grupo que ha contribuido notablemente a la promoción de la deportividad en el fútbol.

Las seis confederaciones proponen a los candidatos a tal reconocimiento. La Comisión de Deportividad y Responsabilidad Social de la FIFA elige a las personas que finalmente serán premiadas.

La Distinción anual de Fair Play de la FIFA se realiza en la Gala del Jugador Mundial de la FIFA.

Hasta la fecha, las personas e instituciones que han recibido el Premio Fair Play de la FIFA son las siguientes:

2006 Los aficionados de la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006
2005 Comunidad futbolística de Iquitos (Perú)
2004 Confederação Brasileira de Futebol (AF de Brasil)
2003 Los aficionados del Glasgow Celtic FC, Escocia
2002 Las comunidades futbolísticas de Japón y de la República de Corea
2001 Paolo di Canio, Italia
2000 Lucas Radebe, Sudáfrica
1999 La comunidad futbolística de Nueva Zelanda
1998 Las asociaciones nacionales de Irán, EE UU e Irlanda del Norte
1997 Los espectadores irlandeses en la eliminatoria de la Copa Mundial contra Bélgica; Jozef Zovinec (jugador aficionado eslovaco); Julie Foudy, EE UU
1996 George Weah, Liberia
1995 Jacques Glassmann, Francia
1994
1993 Nandor Hidgekuti, Hungría (premio individual); La Asociación de Fútbol de Zambia
1992 Union Royale Belge des Sociétés de Football Association (AF de Bélgica)
1991 Real Federación Española de Fútbol; Jorginho, Brasil (premio individual)
1990 Gary Lineker, Inglaterra 
1989 Los espectadores de Trinidad y Tobago
1988 Frank Ordenewitz, Alemania (premio individual); Los espectadores del Torneo Olímpico de Fútbol Seúl 88
1987 Los aficionados del Dundee United FC, Escocia.

3. Días del Juego Limpio: Un espacio para el encuentro

El Día Fair Play de la FIFA se instituyó en 1997 y desde entonces se ha celebrado anualmente. En muchos países en todo el mundo se realizan varios actos, principalmente torneos para niños y jóvenes, que van desde el fútbol de base hasta el profesional.

Para las actividades del Día Fair Play, se solicita a las asociaciones miembros de la FIFA, además de sus ligas y clubes, que se unan para apoyar de palabra y obra el espíritu de la deportividad dentro y fuera del campo. La FIFA pide a los jugadores, a los árbitros, a la afición y a los directivos que den a todo el mundo un ejemplo inconfundible de los valores de la deportividad.

Entre las actividades que la FIFA realiza durante el Día Fair Play están:

1. Las campañas nacionales de fair play con la ayuda de artículos fair play que la FIFA distribuye 
2. Banderas fair play de la FIFA en el estadio y en el campo 
3. Cortometrajes fair play en las pantallas gigantes de los estadios 
4. Promoción por parte de los capitanes de equipo del mensaje fair play dirigido a los aficionados a través de una declaración 
5. Anuncio de la celebración del Día Fair Play en el estadio 
6. Comunicados de prensa 
7. Participación de los jugadores en la difusión de mensajes 
8. Distribución de artículos fair play de la FIFA entre los representantes de los medios y los invitados en los estadios

El 21 de septiembre de 2004 se celebró por primera vez el Día Fair Play de la FIFA junto con otro acontecimiento: el Día de la Paz de las Naciones Unidas, una invitación a todas las naciones y pueblos a cumplir con el cese de hostilidades en todo el mundo.

Tradicionalmente, el Día Internacional de la Paz se conmemora guardando un minuto de silencio o mediante la celebración de una ceremonia especial. No obstante, la FIFA anima a sus asociaciones miembros a que se reúnan ese día alrededor de un terreno de juego para resaltar los valores de la deportividad y recordar a la familia del fútbol el significado de la paz y la necesidad de trabajar para lograr su consecución.

Desde 2004, el Día Fair Play de la FIFA se celebra durante la semana del 21 de septiembre, para permitir que las asociaciones miembros de la FIFA puedan incorporar las actividades relacionadas en los partidos disputados en sus respectivos países, la mayoría de los cuales tienen lugar durante los fines de semana.

4. El apretón de manos: Antes y después

Una parte decisiva de esta resolución es introducir el apretón de manos no sólo antes del saque de salida, sino también al final del partido. El Ejecutivo resolvió añadir con efecto inmediato este pequeño acto en todas las competiciones finales de la FIFA.

Los objetivos del apretón de manos posterior al partido son:

- Dar al partido un final apropiado y digno, que cierra el encuentro con un broche de oro deportivo.

- Garantizar una conclusión "oficial" del partido mediante un gesto que muestre el respeto mutuo propio del verdadero espíritu de nuestro deporte.

- Posibilitar que los equipos y el grupo arbitral abandonen la cancha más o menos "juntos".

- Lograr que los jugadores muestren a los aficionados lo correcto: "A pesar de la dura lucha, las emociones, la desilusión o la frustración, seguimos siendo amigos, agradecemos a nuestros adversarios y a los árbitros el excelente partido y aceptamos el resultado. Así que tómenlo con calma y recuerden que no importa lo esté en juego en el partido, la contienda sigue siendo sólo un juego, que hay que disputar cumpliendo las Reglas de Juego y no insistir en el resultado una vez que se ha concluido el tiempo reglamentario y abandonamos la cancha".

- Este acto de dos minutos tiene el efecto secundario de enfriar los ánimos antes de las entrevistas de televisión que se celebran habitualmente justo después del partido.

Procedimiento del apretón de manos posterior al partido

1. Silbato final. 
2. Los árbitros se reúnen en el círculo central. Silbato final. 
3. Señalan a los equipos que se unan a ellos en el círculo central. 
4. Los capitanes de los dos equipos son responsables de que sus jugadores acudan y se formen detrás de cada capitán. 
5. Los dos capitanes comienzan con el acto y los equipos les siguen de acuerdo con el procedimiento estipulado para antes del partido. Los jugadores no tienen que estar en posición de firmes mientras están alineados. Los jugadores deben estrechar también las manos de los árbitros. 
6. Tras el apretón de manos, los jugadores saludan a los aficionados y salen de la cancha acompañados por los árbitros.
Este procedimiento se está poniendo en marcha en las fases finales de todas las competiciones de la FIFA. Al mismo tiempo, se anima a todas las asociaciones y confederaciones para que lo introduzcan en las competiciones nacionales y continentales.